19 oct. 2014


Años más tarde, pude formular interrogantes precisas: ¿Qué ministerios puede ejercer una mujer? ¿Cómo se hace la distinción entre lo que puede y no puede hacer? Descubrí que otros se preguntaban cosas parecidas: ¿Puede una mujer legítimamente ser ordenada al ministerio pastoral? De ser así, ¿sobre qué base? Si no, ¿por qué no? Al fin de cuentas, ¿qué significa la ordenación?

1 comentarios:

COLIRIOPARAQUEVEAS LAODISEA dijo...

LEÍ ESTE LIBRO MARAVILLOSO Y ES SENCILLAMENTE FENOMENAL, FELICITAMOS A NUESTROS QUERIDOS HERMANOS QUE SE HAN TOMADO EL TIEMPO PARA EDITARLO.