Mi nombre es Oscar Mendoza Orbegoso. Nací el 04 de abril de 1986 en la ciudad de Trujillo, Perú. El Señor me invitó para entrar a las aguas bautismales a la edad de 12 años, llegando a ser miembro en la Iglesia Adventista del Séptimo Día “Manuel Arévalo” y luego, ya terminando mi adolescencia, en la Iglesia “Jerusalén”. En mi juventud, decidí servir a Dios en el Ministerio Pastoral; por tanto, fui a estudiar a la Facultad de Teología de la Universidad Peruana Unión, donde me gradué en el año 2011.

Gracias a Dios, he desempeñado responsabilidades de redacción y edición de Revistas de Teología, y he llegado a publicar varios artículos sobre el libro bíblico que más me apasiona: El Apocalipsis de Juan. He participado como expositor en Sesiones de Investigación, Simposios nacionales y uno en Brasil, llegándose a publicar un artículo mío en el libro del VIII Simposio Bíblico- Teológico Sudamericano “Teología y Metodología de la Misión”, realizado en 2009.

En la parte pastoral, me desempeñé como Capellán en el Colegio Adventista “Eben- Ezer”, en Perené, de agosto a diciembre de 2011. Luego, en el año 2012, el Señor me llama a Lima para cumplir la misma responsabilidad en el Colegio Adventista de “Miraflores”. Al iniciar el 2013, Dios me envía para cumplir otra responsabilidad: ser el CoPastor de la Iglesia Adventista “Miraflores”, hasta el año 2014. Ya en 2015, cumplo la responsabilidad de ser Pastor del Distrito Misionero de Lurín. Gracias al Espíritu Santo, pertenezco al Ministerio Pastoral de la Asociación Peruana Central, en la Unión Peruana del Sur.
Personalmente, me gusta pensar, leer y escribir. Continúo, gracias al Señor, redactando artículos y apoyando como Director del Ministerio de Investigación Adventista.

Espero, queridos lectores y hermanos en Cristo, que sea de gran ayuda este blog. Que cada día podamos estudiar más la Palabra de Dios y así prepararnos para la Segunda Venida del Señor Jesucristo.

2 comentarios:

Gerson Vega dijo...

Dios te siga bendiciendo mi amigo, un abrazo y muchos saludos desde Pisac!

Oscar Mendoza dijo...

Gracias amigo. Dios te bendiga también, y mucho. Lindo día.