3 abr. 2013

¿Qué significa la frase "El primogénito de toda la creación" de Colosenses 1:15?
Michael Orellana Méndez


El significado de la palabra “primogénito” es vital para la interpretación de Colosenses 1:15. En primer lugar, se debe intentar descubrir el significado de esta palabra dentro del mismo capítulo. Precisamente este término aparece en el v. 18, donde Pablo se refiere a Cristo como el “primogénito de los muertos” (énfasis nuestro).
Según el v. 18, ¿significa que Cristo fue el primer muerto? ¡Obviamente que no! ¡Antes que Él muriese muchos ya habían fenecido! Pero, ¿qué significa esta expresión? El mismo texto da la clave: “para que en todo tenga la preeminencia”. En otras palabras, el enfoque de Pablo es la supremacía de Cristo. Él no era el primero de los muertos pero sí el más importante de todos ellos. En este sentido, el término “primogénito” no significa “primer nacido” sino “el más importante”.
Para demostrar tal significado, se necesita recordar que en el antiguo Israel la posición de primogénito era de vital importancia para una familia real. Sólo los primogénitos podían acceder al cargo de “rey”. Esto se verifica ampliamente no sólo en la cultura israelita sino en todas las otras culturas (2 Cr 21:3; 2 R 3:27). Además, únicamente ellos podían acceder a una bendición especial de sus padres (Gn 27:19). Por lo tanto, ser un primogénito era símbolo de “poder”  (Gn 48:48).
Existen pasajes de las Escrituras donde el término “primogénito” se usa simbólicamente. Por ejemplo, Dios llama a Israel su “primogénito” (Ex 4:22). Si Cristo es el primogénito, ¿por qué se dice que Israel también era el primogénito de Dios? La comprensión de este pasaje sólo es posible cuando interpretamos simbólicamente su significado. Israel era “muy especial a la vista de Dios”. Éste es el significado.
Otro caso es la primogenitura de Esaú (Gn 25:33). En este pasaje se menciona claramente que Esaú vendió su primogenitura; lo cual indica una costumbre muy importante del antiguo Israel. La primogenitura era un título que podía ser adquirido o trasferido a otra persona. Ser primogénito no era por el simple hecho de haber nacido primero, sino por de ser el más poderoso y el más importante. Tal caso ocurre en los hijos de José (ver Gn 48:14-20). En otras circunstancias, esta transferencia de primogenitura es hecha incluso por Dios (Sal 89:26, 27) al llamar a Israel el “primogénito”, prefiriéndolo en lugar de su hermano Esaú (Mal 1:2); aunque Israel había nacido “segundo” (ver Gn 25:25, 26; Ex 4:22).
En conclusión, “primogénito” significa “preeminencia” tal como lo dice el mismo apóstol Pablo (Col 1:18). Pero, ¿qué significa “primogénito de toda creación”? ¿Cristo es parte de la creación de Dios?
La respuesta necesita reflexión en el texto bíblico antes de apresurarse en conclusiones prematuras. El apóstol primero dice que Cristo es antes de todo lo creado (v. 17), pero después dice que él nos reconcilió con Dios (vv. 20-22). Tal reconciliación sólo es posible en la encarnación. Al encarnarse, Cristo se vuelve parte de la creación sin dejar de ser plenamente divino (Col 1:19). Al encarnarse, es como se hace visible la realidad de Dios en medio de los hombres. A esto se refiere el apóstol cuando declara que “Él es la imagen del Dios invisible”. Su mismo nombre “Emmanuel” corrobora su divinidad, puesto que éste significa “Dios con nosotros”. De esta manera, al convertirse en un ser humano, Cristo se hizo también “el miembro más importante de la familia humana”. En las palabras del apóstol Pablo “[…] para que él sea el primogénito entre muchos hermanos” (Ro 8:29).  
En Cristo están dos realidades indivisibles e incompresibles: él es Dios (Jn 1:1) y hombre (Jn 1:14) a la vez. ¿Cómo puede estar ambas naturalezas en él? ¿Cómo puede ser “el primogénito”, es decir “el más importante”, de toda creación y al mismo tiempo el originador de todas las cosas? Es un gran y maravilloso misterio que surgió en la mente de Dios. Ambas ideas están una al lado de la otra dentro de este capítulo de Colosenses. A continuación se verá cómo el apóstol logra comparar ambos aspectos de la naturaleza humano – divina de Cristo:

Aspecto divino
Aspecto humano
“En él fueron creadas todas las cosas […]”
“[…] el primogénito de toda creación”
“Y él es antes de todas las cosas […]”
“Él es la imagen del Dios invisible […]
“Él es el principio […]”
“[…] el primogénito de entre los muertos”

¿Por qué hace esta comparación el apóstol Pablo? ¿Por qué no enfatizó sólo su divinidad?  La respuesta es que negar su realidad humana sería negar su dominio sobre la familia humana. El mismo apóstol explicó el motivo: “a fin de que él tenga en todo la primacía. Porque agradó al Padre que en él habitara toda la plenitud”. De esta manera, Cristo se convierte en la llave que une al cielo y la tierra en él mismo.

Publicado en la Revista bíblico- teológica Estrategias 7, no. 1 (2010): 137-9.

6 comentarios:

Osvaldo FLORES GATICA dijo...

EN LA BIBLIA DEL OSO DICE PRIMOGENITO DE TODA CRIATURA................ NO DE CREACION

PACO San dijo...

Es lo mismo.

Osvaldo FLORES GATICA dijo...

gracias

Isis dijo...

Si solo se enfatizara su divinidad. Como podríamos seguir su ejemplo. Si nosotros como humanos de todo nos quejamos? Y en su humanidad, tenemos ejemplos para poder sobre llevar las cargas

Quique Peña dijo...

Porque fue humano puede entendernos y puede interceder por nosotros ante el Dios....
Gracias a Dios por su misericordia, sin Jesucristo nadie puede sólo

Unknown dijo...

Dios nos creo... No necesitaba venir a la tierra para entendernos, el lo sabe todo...