2 oct. 2015


Las primeras décadas de la Iglesia Adventista estuvieron caracterizadas por el desarrollo y la consolidación de su sistema doctrinal. La comprensión de la doctrina de la Trinidad atravesó por un largo proceso de escrutinio, rechazo inicial, debates acalorados y aceptación posterior. La doctrina del Espíritu Santo se desarrolló en el contexto de las discusiones antitrinitarias iniciales, y luego de la comprensión cabal de la eternidad de Cristo. Este trabajo presenta la historia del desarrollo de la doctrina del Espíritu Santo en el contexto de esas primeras décadas marcadas por las discusiones acerca de la Trinidad.

0 comentarios: