28 may. 2013


Éste es el segundo de una serie de dos artículos en los que se propone que la Iglesia Adventista del Séptimo Día debiera completar la revolución teológica iniciada por sus pioneros en el siglo XIX. Se considera el origen histórico del proyecto teológico Adventista, su base bíblica y sus fundamentos hermenéuticos. Se argumenta que debido a que los pioneros nunca lo completaron, al principio del siglo XXI la iglesia debe completarlo al nivel erudito de investigación universitaria y al nivel práctico del ministerio y misión de las iglesias locales. Se consideran algunos de los pro-blemas logísticos que impiden el desarrollo erudito y ministerial del proyecto teológico adventista y se sugieren algunas soluciones. Finalmente, el autor esboza brevemente la tarea teológica a rea-lizar. Este proyecto debe proveer el pensamiento bíblico para una teología de la vida y acción de la iglesia. De esta manera se alcanzará la unidad de la iglesia condición necesaria para cumplir la misión escatológica final.

0 comentarios: